Clasificación de los métodos de enseñanza

clasificacion de los metodos de enseñanza - tet education

Clasificación de los métodos de enseñanza

Podrían llegar a existir tantos métodos de enseñanza como profesores en el mundo educativo. Sin embargo, con el paso del tiempo y la evolución de la sociedad han ido creándose diferentes corrientes y metodologías que los docentes aplican a sus aulas.

Nuestro método TET, por ejemplo, se engloba dentro de un sistema educativo. Pero existen muchos más dentro de la clasificación de los métodos de enseñanza. Si eres docente y estás interesado, aquí te dejamos una breve explicación de algunos sistemas de enseñanza.

¿Cómo surgen los métodos de enseñanza?

Todo docente conoce la materia que imparte, por lo tanto, hace una selección del contenido. También se establece un objetivo, o varios. Pero, ¿cómo hace llegar todo esto a sus alumnos? Gracias a los métodos de enseñanza.

Podríamos decir que las metodologías surgen ante la necesidad de establecer un vehículo conductor entre profesor y estudiantes. Una vía, gracias a la cual, se pueden organizar las actividades educativas, siempre enfocadas a la consecución de los objetivos dispuestos por los docentes.

Por supuesto, para que este sistema tenga sentido, debe estar en perfecta consonancia con las técnicas y procedimientos que aplica el educador en sus aulas. Sin una coherencia, no existe método válido ya que resulta imposible inculcar valores al alumnado.

A lo largo del tiempo han ido surgiendo diferentes ramas y, para diferenciarlas, se ha establecido una clasificación de los métodos de enseñanza. Aunque cada profesor es libre de escoger, en algunos centros se establecen por norma algunos de ellos.

De esta manera, todo el alumnado trabaja de la misma manera y adquiere los conocimientos de una forma similar. Así es como se consigue que, curso tras curso, sus habilidades crezcan de una forma escalonada y lineal. Pero, ¿qué es lo que predomina en la educación actual?

A continuación, vamos a hablar de los métodos de enseñanza según su clasificación:

Clasificación según la forma de razonar

El primero de los tipos de clasificación de enseñanza se establece según la forma de razonar. Es decir, existen distintos tipos de métodos según la manera en la que el profesor aproxima la materia a sus alumnos.

Método deductivo

Esta metodología es una de las más utilizadas en el mundo de la educación. Se establece cuando la materia se mueve de lo general a lo particular. El docente lanza conceptos de los que, poco a poco y con trabajo se van extrayendo diferentes conclusiones.

Este método puede ser muy efectivo cuando la información ya está asimilada por los estudiantes. Es decir, cuando ya conocen aquello de lo que se está hablando. Es una forma de ahorrar tiempo y evitar algo de trabajo. Sin embargo, frente a un aprendizaje de estrategias cognoscitivas, síntesis o creación conceptual, no son tan adecuados.

Aunque es uno de los métodos más tradicionales, es poco participativo. Por lo tanto, actualmente se está optando por otras alternativas en las que se involucra de una forma más activa al alumnado.

Método inductivo

En este caso nos encontramos con una metodología completamente opuesta a la anterior. Mediante casos particulares se insta a que se descubra el principio general. Es un método muy participativo y activo que abre las puertas al razonamiento globalizado y a la generalización.

Gracias a este sistema se han realizado algunos de los grandes descubrimientos científicos. Además, es perfectamente compatible con el método deductivo. Una vez planteado el asunto concreto y conocido, se puede aplicar la deducción para ir de lo particular, a lo general.

Método analógico

Este sistema está basado en la forma de pensar de las edades más tempranas. Generalmente, consiste en pasar de lo particular a lo particular. Es decir, cuando establecemos una solución por semejanza al realizar una comparación. Aunque se trate de la forma de razonar de los niños más pequeños, tiene una gran importancia en cualquier edad.

Al realizar esa conexión entre particularidades, estamos procediendo mediante analogía. De hecho, el método científico necesita de la analogía para funcionar. Esto se debe a que, los adultos, también usamos esta metodología. Es la única con la que nacemos, por lo que resulta natural e instintivo utilizarla. Al aplicarla en las aulas, estamos apelando a la parte más primaria del razonamiento humano.

Clasificación según la organización de la materia

Siguiendo con los métodos de enseñanza según su clasificación, abordamos aquellos que se establecen según la organización de la materia. Como bien expone su nombre, se trata del sistema que se utiliza dependiendo de la forma en que la información se transmite al alumnado.

Método de disciplina científica

Esta es la forma en que los libros de texto se estructuran. Se basa en presentar los hechos o datos de una manera antecedente y consecuente. Siempre en un orden creciente de complejidad y empezando por el origen o principio.

Así es como funciona el razonamiento adulto. Empezamos por lo básico y vamos escalando hasta encontrarnos en el mayor grado de dificultad. Aunque los libros de texto vengan establecidos siguiendo este método, queda en manos del profesor adaptarlo a su forma de impartir clases.

Método de psicología del alumno

Como antagonista encontramos el método de psicología del alumno. En este caso, se presentan los hechos o casos de forma que respondan a los intereses o experiencias previas del alumnado. De esta manera, se fomenta la atención del niño ya que la información se mueve de lo que ya es conocido por él hasta nuevos datos que desconoce.

Este es uno de los sistemas que promueven la intuición frente a la memorización. Lo nuevo frente a lo tradicional. Dentro del mundo docente existe cierta reticencia ya que se trata, básicamente, de abandonar lo que lleva tanto tiempo realizándose por algo más nuevo y diferente.

Clasificación según sistematización de conocimientos

Por último, dentro de esta clasificación de los métodos de enseñanza, vamos a hablar de aquellos que se establecen según la sistematización de conocimientos.

Método globalizado

En este sistema las materias no se tratan de una forma individualizada, sino que se van sucediendo según las necesidades que surgen en el aula. Así que, podríamos decir, que lo importante no son las materias en sí sino el tema que se está tratando en ese momento.

Pasa a llamarse interdisciplinar cuando son varios los profesores que se rotan y se centran en su especialidad. Esta es una metodología que se basa en tratar los conocimientos de una forma fluida y que van surgiendo según los intereses de los niños. Todo empieza desde un mismo punto y va deslizándose entre diferentes temas, que no materias. El aula es quien dicta el rumbo que toma la información.

Método especializado

Este es el método más tradicional, ya que las materias se tratan de una forma individual y organizada. No se centra tanto en la fluidez con que surgen, sino que se exponen a los alumnos de una manera específica. Todos los casos que se traten dentro del espacio de tiempo que dure la case girarán alrededor de una misma materia, sin dejar que fluya a otros temas diferentes.

Método TET

Fuera de los tipos de clasificación de enseñanza encontramos nuestro Método TET de aprendizaje en inglés. Aunque se puede relacionar con varios de ellos, nuestro sistema se basa en seguir el crecimiento y ritmo natural del aprendizaje del inglés.

El Total English Teaching está planteado para que el idioma anglosajón se incluya en contextos reales, significativos y divertidos para los más pequeños. Básicamente se presenta de igual manera que se haría en una familia anglófona.

¿Por qué usamos esta forma de inculcar el inglés? Porque, para los niños de 0 a 3 años, aprender un idioma, si se le presenta de forma adecuada, es algo intuitivo. Igual que aprende su lengua materna, puede aprender inglés y hablarlo con la misma soltura. Por lo tanto, aplicar esto a la metodología educativa aportará muchas ventajas a los niños en su futuro tanto educativo, como laboral en su etapa de adultos.

Si como centro estás interesado en aplicar nuestro método TET en tus aulas, puedes ponerte en contacto con nosotros mediante la web. Esta metodología se adapta a tu forma de dar clase, de forma que tus aulas no perderán su propia personalidad. Además, el sello de calidad TET te aportará un prestigio mayor.

En conclusión, existen muchos y muy diferentes métodos de enseñanza. Con la evolución de la sociedad irán cambiando y adaptándose a los tiempos. Por eso creemos que los docentes deben estar siempre al tanto de las novedades e informados de cada nueva metodología que surja.

Como ya hemos dicho, siendo profesor tienes la libertad de escoger qué tipo se adapta más a tu forma de impartir clase. Eso sí, te recomendamos que lo hagas siempre pensando en tus alumnos. En la clasificación de los métodos de enseñanza que te hemos presentado se pueden ver algunos que se adaptan más a las necesidades de los niños, y otros, a los de los docentes.

Desde el método TET creemos que el papel del maestro es crucial en la vida de un niño, sobre todo en edades tempranas. ¡No pierdas la oportunidad de ser mejor!

Sin comentarios

Escribir un comentario